Aug 15, 2018 Last Updated 7:57 AM, Jun 29, 2017
RCM3®, SOFTWARE DESARROLLADO POR IRIM PARA LA IMPLANTACIÓN DE RCM

RCM3®, SOFTWARE DESARROLLADO P…

RCM3® es un software desarrollado por IRIM para llevar a cabo el proceso de impl...

La disponibilidad

La disponibilidad es sin duda el indicador más necesario y más útil en mantenimiento. A la vez es el que ofrece más posibilidades de manipulación interesada y de interpretación.

La disponibilidad se define como el cociente de dividir el nº de horas que un equipo ha estado disponible para producir sobre el total de horas por causas imputables a mantenimiento, ya sea mantenimiento programado o no programado: 

 

Siendo:

  • HT= Horas totales de un periodo
  • PM= Horas de parada por mantenimiento

Aunque la fórmula es aparentemente sencilla, tiene muchas variantes y por tanto muchas posibilidades de manipulación e interpretación.

En lo referente a su utilización como indicador básico para el seguimiento de la implementación de la metodología RCM es importante definir claramente la fórmula, tanto el numerador como el denominador.

En cuanto a las horas dedicadas a mantenimiento, por supuesto solo hay que contar las que suponen una parada de un equipo, un subsistema, un sistema, un área o cualquier otra división que se haga en el árbol jerárquico de activos de la instalación. Las horas a computar son aquellas que hayan supuesto parada, ya sea por mantenimiento correctivo no programado o por la necesidad de efectuar un trabajo programado.

Disponibilidad bruta y neta

En cuanto a las horas totales de un periodo, existen dos posibilidades, siendo conveniente realizar el cálculo según ambas:

  1. Considerar que HT son las horas totales naturales del periodo sobre el que se realiza el cálculo (un año, un mes, etc.)
  2. Considerar que HT son las horas planificadas de producción descontando aquellas horas en las que por razones organizativas o de mercado no estaba previsto producir o utilizar las instalaciones.

Teniendo en cuenta que el cálculo lo realiza un programa informático, la disponibilidad puede calcularse de ambas manera simultáneamente, definiendo dos indicadores:

  • Disponibilidad bruta o total, considerando las horas totales naturales del periodo (8760 horas, si se calcula para un año).
  • Disponibilidad neta, si se consideran solo las horas planificadas de producción. Decidir cuales son las horas planificadas de producción suele generar conflictos entre producción y mantenimiento.

El cálculo de este indicador supone tener que habilitar en el software de gestión un nuevo concepto, la declaración de indisponibilidad. En dicho parte o declaración se detalla el día y la hora de inicio de la indisponibilidad, el día y la hora de fin y las áreas y/o sistemas y/o subsistemas y/o equipos a los que ha afectado dicha indisponibilidad. Una parada que afecte a un compresor, por ejemplo, puede afectar al propio compresor, pero también producir la parada de uno o varios subsistemas, sistemas, áreas e incluso toda la planta. Esta declaración no debe hacerse en las órdenes de trabajo, ya que pueden generarse indisponibilidades que no estén respaldadas o recogidas por una orden de trabajo, e incluso teniendo una orden de trabajo asociada, las horas de intervención no tienen por qué coincidir con las horas de indisponibilidad.

Sobre qué ítems calcular la disponibilidad

Una cuestión que suele plantearse es sobre qué ítem es conveniente calcular la disponibilidad. Resulta conveniente calcularla sobre todos los ítem que componen la instalación, y más teniendo en cuenta que lo calcula automáticamente un software. Por tanto, habrá que parametrizar el software para que realice el cálculo en un periodo concreto de la disponibilidad de un área, sistema, subsistema y equipo, de un grupo de éstos o que incluso pueda ofrecer comparativas sobre los componentes de un mismo nivel jerárquico.

 

Revista IRIM: Especial RCM
2º parte

El Instituto RENOVETEC de Ingeniería del Mantenimiento, IRIM, ha editado el número 6 de la revista IRIM. 

Puedes descargarte la revista de forma totalmente gratuita en formato pdf desde aquí.

Síguenos en Facebook